Hacer barbacoa en invierno no es un problema para nosotros con la barbacoa Kamado Monolith. Aunque el verano se haya terminado, la temporada de barbacoa no lo ha hecho y ahore te explicaremos por qué.
Te aseguramos que la temporada de barbacoa con la Kamado Monolith dura 365 días.

¿Por qué renunciar al sabor de la barbacoa en invierno? ¿Solo porque el tiempo no es el ideal? Te damos buenas razones para hacer barbacoa en invierno y así seguir disfrutando de tus platos favoritos en la barbacoa durante todo el año.

La temporada de barbacoa con la Kamado Monolith dura 365 días.

Empecemos con el concepto que tenemos de que hacer barbacoa es una cosa estacional, por ejemplo, con el inicio del buen tiempo en marzo hasta final de verano. En nuestra opinión, el cambio de temporada no hace que cambie nuestro deseo de comer carne asada en la barbacoa.

Si nos paramos a pensar, durante los meses de frío también vamos a los asadores y restaurantes y pedimos carnes a la brasa o a la parrilla, por lo que nuestro deseo de hacer barbacoa, en realidad, no se paraliza. ¿Y no es mejor poder disfrutar de ese placer en casa?

Con Monolith tienes muchas más opciones para hacer barbacoa en el invierno. Nuestra barbacoa Kamado no le teme a los meses de otoño e invierno, no le teme a la lluvia ni al viento, que en ocasiones causa problemas en otros tipos de barbacoa ya que pueden ralentizar la cocción o dificultar el encendido del carbón.

Según nuestra experiencia, hacer barbacoa durante el invierno es muy satisfactorio, tanto o más que hacerlo en verano o en un día de sol. Por supuesto, no luciras cuerpo en bañador, pero sí perfectos asados con los que sorprenderás a tus invitados.

Antes de citar las ventajas de hacer barbacoa con una Monolith en otoño e invierno, te sugerimos que no guardes tu barbacoa. Sea del tipo que sea, no la guardes, úsala todo el año.

Las ventajas de usar una Monoltih con el frío son muchas. Puedes usarla con la tapa cerrada si hace viento o llueve, por lo que un mal día no es un problema, y vas a poder cocinar lo que quieras sin sudar. El fuego será perfecto porque está protegido en el interior de la barbacoa por las paredes gruesas de cerámica, por lo que el viento o la lluvia no afectarán.

Podemos certificar que la experiencia de conocinar con una barbacoa Kamado Monolith es una maravilla los 365 días del año.

barbacoa en invierno
Esta es la lista de ventajas de usar una Monolith en invierno:
  • No hay problema de encendido con el frío o la lluvia. No hace falta encenderla antes ya que el carbón seguirá protegido en el interior y se encenderá antes que en cualquier barbacoa tradicional. El carbón se encenderá perfectamente y hará su efecto chimenea al encenderse en el fondo de la base, protegido por las gruesas paredes de cerámica a las que no les afecta ni el frío ni la lluvia. La cerámica de la estructura de la barbacoa Monolith nos aseguran que se alcance la temperatura correcta y que sea siempre constante, igual que sucede en verano.
  • Monolith no le teme al frío. En invierno, a veces las parrillas tardan más en calentarse, especialmente las parrillas metálicas. No es el caso con Monolith gracias a su estructura metálica. La estructura cerámica de Monolith, de altísima calidad, absorbe más el calor, lo mantiene de forma más eficiente y sube más rápidamente. Es como si fuese un acumulador de calor. Por lo tanto, la temperatura siempre es contante aunque fuera la temperatura sea inferior.
  • Monolith no le teme al viento. El viento puede forzar a una barbacoa a tener que trabajar más para mantener una temperatura constante, pero esto no pasa con Monolith, ya que las brasas, cuando se usa la Monolith con la tapa abierta, sigue protegidas por la cerámica de la base. Esto además ayuda a la combustión al desprender un calor radiante. Si usamos el fuego indirecto, por ejemplo, si utilizamos la Monolith con la tapa cerrada, no hay ninguna diferencia al cocinar con temperaturas exteriores suaves o altas, ya que la temperatura interior se mantiene estable incluso con bajas temperaturas gracias a la cerámica de la Monolith.
  • Monolith no le teme a cocinar en invierno. Aquí también tenemos un punto a favor de Monolith. En invierno, no se tarda más en cocinar por culpa del frío exterior, como sí que sucede en el caso de otros tipos de barbacoas metálicas o completamente abiertas. Incluso si cocinamos en la Monolith como si fuese una barbacoa tradicional, no hace más más tiempo.
  • Monolith no le teme a los cortes de carne gruesos. No tienes que pedir cortes de carne finos para asarlos en invierno para que se hagan bien. Con Monolith, incluso con la tapa abierta, esto no sucede ya que se cocina exactamente igual durante todo el año.
  • Monolith no le teme a hacer pizzas en invierno: alcanzar 300º o 400º en invierno para nuestra Monolith con temperaturas exteriores bajas no es un problema, y podrás hacer pizzas perfectamente.
  •  Monolith no le teme a la suciedad. La grasa es más dificil de quitar en invierno pero con la función de pirólisis de Monolith, por ejemplo, con una temperatura final al asar de entre 400º/450º podrás limpiar todos los residuos de grasa de las parades de la Monolith sin ningún esfuerzo.

¡Y recuerda, que incluso en invierno, nunca hace frío delante de una barbacoa!

La temporada de barbacoa con una Kamado Monolith es de 365 días.
barbacoa en invierno

MONOLITH-GRILL.EU

COMPARTE ESTE POST CON TUS AMIGOS