BAJOQUES FARCIDES (PIMIENTOS RELLENOS), receta de Jonatan Armengol para su canal de Youtube El Camino del Fuego

Cocinar arroz dentro de un pimiento parece algo digno de magia gastronómica, pero las abuelas alicantinas y valencianas, y segúramente sus abuelas también, conocían la técnica para cocinar baJoques farcides, que es como se conocen en tierras valencianas y alicantinas, y dejar a sus comensales con la boca abierta.
Lo que no creo que se imaginaran es que se pueden cocinar en un Kamado y además sin envolver en papel de aluminio cada pimiento para que no pierda humedad.

Procedimiento:
Para cocinar los pimientos, previamente hay que hacer un sofrito, primero con la carne salteada con el aceite, y una vez salteada ésta, aproximadamente cinco minutos, retirándola y sofriendo el tomate triturado cinco minutos más.
Para ello, tendremos que tener nuestro Kamado Monolith a más de 250°, y podemos optar como yo, por utilizar una cazuela de barro o si no la tenéis, una sartén de hierro fundido.
Cuando el tomate está sofrito le añadimos el vino blanco y en cuanto haya evaporado el alcohol, añadimos la carne, lo mezclamos bien, rectificamos de sal dejándolo bien salado ya que los pimientos no tienen sal y les añadimos el arroz rehogándolo un par de minutos.
Sacamos la cazuela, y cortamos la tapa de los pimientos poniéndolos, en este caso en una cazuela alta de barro, y si no la tenéis en una cazuela de altura media que entre en vuestro Kamado. El hecho de usar cazuelas de cerámica de Pereruela es porque permiten pasar el calor y microahumar los pimientos mientras se cocinan.

A los pimientos hay que cortarles el pedúnculo interior y eliminar todas las semillas así como las tiras blancas del interior pero sin atravesar la carne del pimiento ya que ésta será nuestro recipiente.
Rellenamos los pimientos y los ponemos de pie en la cazuela alta, importante no apretar el contenido ya que el arroz se expandirá, y terminar de cubrir con agua o caldo de carne si tenéis, a cambio de esta pequeña licencia, los que tenemos un Kamado podemos evitar envolver los pimientos en papel de aluminio y por tanto permitiremos que absorban el toque ahumado que les aporta la cocina en Kamado, esto también es posible porque la forma del Kamado, permite una circulación de húmedad mucho mayor que un horno, y hará que se nos sequen menos los pimientos.
Tapamos los pimientos cada uno con su tapa y si no os fiáis, como yo, le ponemos un par de palillos a cada uno para fijar la tapa y que no se salga.
Importante poner tantos pimientos como sea necesario para que el contenedor los mantenga de pie, ya que si se vuelcan, perderán el líquido y se arruinará el plato.
Lo introducimos en nuestro Kamado a 200° y los dejamos entre 90min y 2h esto dependerá del tamaño de los pimientos, de la temperatura del Kamado y del recipiente que uséis para cocinarlo.
Una vez comprobamos que están listos, que podemos hacerlo probando para comprobar la cocción podéis aprovechar que no están envueltos y probar algún grano de arroz,
Cuando estén al punto solo toca sacarlos, emplatar poniendo en cada plato la tapa del pimiento y abriéndolo longitudinalmente para presentar su contenido y disfrutar.
Por cierto que si os queda alguno, podéis congelarlo envuelto en film y comerlo otro día previo descongelarlo lentamente en el frigorífico

RECETA BAJOQUES FARCIDES (1)

Una receta de: Jonatan Armengol para su canal de Youtube El Camino del Fuego

Jonatan Armengol es el propietario del canal de Youtube El Camino del Fuego. Además, es el primer crítico gastronómico ciego de nuestro país. Es periodista, empresario, emprendedor, y también el director del programa de radio, Comer a ciegas. En 2015 participó en el programa culinario Cocineros al Volante, concurso que ganó junto a Javier Brichetto.

A Jonatan le fascina la gastronomía, pero sobretodo, experimentar con las brasas, el kamado y todo lo relacionado con él.